Visión Empresa

Toda gran empresa inicia con una ilusión y trabajo arduo de su emprendedor, en la mayoría de los casos desde hogar, garaje, etc., este inicio es el indicado si pensamos en la economía, mientras se van formando las bases para dar el gran salto de comprar o alquilar oficinas y empezar a contratar personal y todos los otros servicios básicos necesarios.

Así como este inicio es uno de los más prácticos, al mismo tiempo se puede convertir en una carga eterna, si la persona emprendedora no llega a separar este sistema de trabajo con el pasar del tiempo.

Toda empresa tiene 3 etapas de vida: Nacimiento, crecimiento y el mantenimiento en el tiempo, esta última etapa es indefinida según la adaptabilidad a los cambios que se tengan como compañía.

Aunque muchas empresas no llegan a la etapa de crecimiento otras muchas llegan y es allí donde empieza la verdadera batalla comercial y financiera.

En un alto porcentaje de los casos el flujo de efectivo es un factor predominante para que las empresas pasen al segundo nivel y no se queden como una empresa que nunca llego a crecer, el crédito bancario, la búsqueda y obtención de fondos es la tarea más complicada a la cual deben hacer frente las empresas en esta etapa de crecimiento y mantenimiento.

Todas las empresas que he tenido la oportunidad de asesorar o ver de cerca tienen un común denominador y no es más que la batalla del flujo de efectivo y las fallas de control interno, de allí que mis dos consejos para toda empresa en general serian:

1.- Realizar sus procesos por escrito poniendo énfasis en los controles internos básicos e individuales para las áreas de mayor riesgo según su industria, para esto es importante contar con el asesoramiento de un profesional que realice una evaluación a la compañía mirando de cerca los procesos, documentos, personas, etc., envueltas en cada operación que se realice, partiendo de allí implementar los controles dejando de lado todo sentimentalismo o forma clásica de manejo empresarial, esto es básico para estar preparado al momento de afrontar la etapa de crecimiento, cuando esta llegue, evitando el caos en el personal general de la compañía, no olvidemos que empresa que crece organizada, vive organizada y el personal se adecua a la compañía, no la compañía al personal.

2.- Mirar siempre de cerca el flujo de efectivo y manejarlo planificadamente sin realizar inversiones aceleradas que no cuenten con un análisis exhaustivo, aunque se pueda salir de etapas de flujos de efectivo apretados por la realización de inversiones desmesuradas, este tipo de daños siempre causan conmoción en las empresa, ya que muchas veces son los trabajadores los que tienen que pagar los platos rotos cuando llega la época de apretarse financieramente, en la mayoría de los casos la única forma de acomodar la casa, es reduciendo costos lo que se refleja directamente en bajas de personal, que generalmente son el mayor costo de toda empresa.

Si una empresa se levanta desde sus cimientos siguiendo o tomando en cuenta estos dos aspectos mencionados, no dudo que las etapas que tengan que afrontar las podrán superar siempre airosamente sin bajas en el camino y con un ambiente laboral optimo.

 Son consejos simples, pero en la práctica no muy fáciles de seguir.

Como siempre atentos a sus comentarios y correos, gracias.

Romer Franco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s